Hola! soy simón, pero trankilamente pueden llamarme “Kalashnikov-Cream Pie”.

Hoy iba cayendo por un ascensor cuando de repente el arkero de turno me dijo “Setecientos setenta y oooooooooocho !” y nos pusimos todos a saltar de alegría y tirar Danica dorada al techo.

Terminó todo muy rapido, eran las 32:00 de la madrugada y los Klingon empezaron a irritarse.
Fué ahí cuando el loko Gatti sakó un palo de limbo y todos pasamos por debajo (Menos “pintita” Gorbachov ke se puso en Heavy y se volteó un velocirraptor a la carrera).

El ventilador daba calor en vez de frío y el aire acondicionado escupía uvas de la bodega Menem.
En ese momento tuve un “bad feeling” acerca de toda la situación y le pegué un tubazo a Jack Bauer, ke estaba jugando Jenga con el Sofovich muerto.

La gente estaba como loka.
Las ventanas se rompían, las bochas se caían de los helados y el lemon pie tenía gusto a alpargata.
Fué ahí cuando Gustavo Santaolalla cazó un ukulele y empezó a tocar el Himno de la Juventud Hitleriana en Griego Conservador.

Durante la canción, Alec Baldwin se comió a un boliviano y Sarah Jessica Parker rompió un calefón con la frente.

Decí ke todo terminó a la media hora… sino… me hubiesen vuelto loko.

mono

Anuncios